Prácticas para un cuerpo y mente saludables

February 6, 2017

 

El artículo de hoy, está relacionado con una de las herramientas del yoga con la que probablemente están más familiarizados y es la práctica de asanas. Las asanas son las posturas físicas que se realizan durante una práctica regular de yoga.

El sabio Patanjali, uno de los principales exponentes del yoga, define la palabra asana como postura estable y cómoda para la meditación.

 

Más adelante varios yoguis relacionaron la palabra asana, con las diferentes posturas de yoga que trabajan el cuerpo físico. Los hathayoguis descubrieron que mediante la práctica de asanas, desarrollaban el control del cuerpo y a su vez esto les permitía desarrollar el control de la mente y la energía.  Esto confirma que la relación entre el cuerpo y la mente es tan completa y sutil, que por medio del entrenamiento físico se puede transformar la mente.


 

Muchas de las asanas que se conocen, tienen el nombre de animales y de alguna manera reflejan sus movimientos. Por ejemplo la cobra, el pez, el camello, el león, etc. Por medio de la observación los Rishis, antiguos sabios de la India, comprendieron que los animales viven en armonía con el medio ambiente y con su propio cuerpo. Experimentando las posturas de los animales, comprendieron que se podían estimular y controlar las secreciones hormonales.

 

 

 

 

Es importante dedicar tiempo a cultivar y cuidar el cuerpo. Para lograr una práctica de meditación tranquila y sin molestias, es indispensable darle flexibilidad al cuerpo y ejercitarlo, mediante una práctica regular de asanas.

 

Vale la pena aclarar que las asanas no son ejercicios, sino técnicas para que el cuerpo físico adopte posiciones que ayudan a cultivar la consciencia, la relajación, la concentración y la meditación.

 

Haciendo una comparación entre las asanas y el ejercicio, se puede decir que el ejercicio le impone un estrés benéfico al cuerpo. El ejercicio ayuda a evitar el desgaste de los músculos, fortalece los huesos y expande la capacidad para absorber oxígeno. Sin embargo el ejercicio y las asanas afectan los mecanismos del cuerpo de manera diferente. Con la práctica de asanas, disminuye el ritmo de la respiración, el metabolismo, así como el consumo de oxígeno y la temperatura del cuerpo. Por el contrario con el ejercicio se acelera la respiración y el metabolismo, aumenta el consumo de oxígeno y el cuerpo se calienta.

 

La práctica de asanas ayuda al buen funcionamiento del sistema digestivo, el sistema respiratorio, el sistema nervioso y las glándulas internas además de que ayuda a mantener una columna sana. Al igual que una buena nutrición, ejercitar el cuerpo es importante para un buen funcionamiento de los músculos, huesos, ligamentos, centros nerviosos, etc.

 

El mejor momento para practicar asanas es en las mañanas, antes del desayuno. En las tardes se pueden practicar con el estómago vacío. Una práctica regular entre 10 y 15 minutos diarios es suficiente para tener un cuerpo y mente saludables. Es importante recordar que la regularidad se va logrando cuando se descubre mediante la experiencia propia, que momento del día es más conveniente para la práctica de asanas y cuánto tiempo se le puede dedicar teniendo en cuenta los compromisos y labores del día a día.

 

El ejercicio y los deportes también ayudan a formar el cuerpo y a darle fortaleza a los músculos, pero las asanas tienen beneficios especiales que otros ejercicios no pueden dar. Los deportes y otros ejercicios demandan un mayor tiempo, un lugar más grande y también accesorios, mientras que las asanas yóguicas no requieren de tales cosas extras y demandan muy poco tiempo.  Solo se requiere ropa cómoda y un espacio donde pueda realizar la práctica.

 

Los invito a incluir la práctica de asanas dentro de su vida diaria. En el próximo artículo hablaré sobre algunas asanas que se pueden practicar de manera fácil y que tiene muchos beneficios tanto a nivel físico como mental.

 

Si se practica una combinación de asanas de manera regular, se prevendrá el decaimiento del cuerpo y de la mente, se mantendrá la juventud y se adquirirá un completo equilibrio físico y mental.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Contáctanos

Jignasa Yoga
 

Bogotá, Colombia

Tel: 312 457 6060

Email: jignasayoga@gmail.com

​© 2017 Todos los derechos reservados Jignasa Yoga. Sitio web desarrollado por

Síguenos